¿Ya conoces el estilo industrial?

Publicado por Redacción BiBU en

En Nueva York de los años ’50, bohemios y artistas se instalaron en antiguas fábricas y depósitos de grandes dimensiones. De esta manera surgió el estilo industrial que está tan de moda. En ese ámbito industrial, paredes de ladrillo visto, tuberías expuestas y pisos o techos de materiales burdos, se transformaron en elementos clave de una decoración que privilegió lo funcional por encima de cualquier otro parámetro. Pero aun así, hoy en día hay elementos super modernos que lo hacen lucir espectacular. ¿Quieres saber cuáles son?

Las características del estilo industrial

Sensación de amplitud.

Techos altos y escasos elementos extras generan, desde lo físico y desde la percepción, un espacio de grandes dimensiones. La clave es la continuidad espacial: no hay interrupciones entre los ambientes, sino que la estructuración está dada por el equipamiento y los muebles. A su vez, es fundamental que cada elemento cumpla una función, ya que este estilo es, ante todo, minimalista.

Respeto a las estructuras originales. 

Por lo general, se trata de construcciones antiguas en las que la arquitectura de base, tales como techos, vigas, paredes de ladrillo visto, columnas, etc. se dejan tal cual. No sólo no se modifican, sino que se exponen como parte del diseño.

Materiales urbanos.

Hierro oxidado, aluminio, cemento, ladrillo y vidrio son esenciales en el estilo industrial. En Pisos Iberia, tenemos todo para conseguir que este estilo se vea tal cual, pero con materiales modernos. Puedes consultar nuestro catálogo para que escojas entre la amplia variedad que te ofrecemos. La propuesta es utilizarlos y exponerlos en crudo, es decir, sin aplicar yeso ni pinturas.

El mobiliario lo conforman  sillas, mesas y lámparas, entre otros objetos, y es conveniente que cuenten con detalles de madera si se quiere sumar calidez a la ambientación. El cuero como tapiz para los muebles, es un material excelente.

 Ventanales.

 Debido a la ausencia de pintura en las superficies, muchas veces los espacios resultan oscuros. Por eso, se suelen emplear grandes ventanales, que, además de permitir la entrada de luz natural, ayudan a potenciar la sensación de amplitud. Lámparas variadas (de pie, de techo, de mesa), diseñadas sobre todo en metal, complementan la iluminación.

Tuberías expuestas.

En consonancia con las viejas fábricas, se dejan expuestos los sistemas eléctricos, las cañerías de calefacción o refrigeración y todo tipo de tuberías. La consigna es desnudar la estructura al máximo.

Esperamos que si te decantas por el estilo industrial te podamos ayudar. Es un estilo ideal para quienes les gustan las viviendas tipo loft.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *