Una casa funcional es un gran acierto

Publicado por Redacción BiBU en

La verdad es que hay casas que parecen museos. Todo en su lugar, adornos carísimos, tapices inmaculados, tal pareciera que siempre están listas para tomar una fotografía para una revista. Generalmente son espacios en los que hay poco tráfico de personas ya que de haberlo no estarían tan en perfectas condiciones. Distan mucho de ser una casa funcional.

Las características de una casa funcional

Las casas hay que diseñarlas para que se adapten a las necesidades de sus habitantes. Ya sea en la construcción inicial o en una remodelación.

Tenemos el caso de una familia joven con tres niños. Querían una casa funcional y que estuviera adaptada al ajetro y a las necesidades de los más pequeños de la casa.  Se pensó en la remodelación de la casa que tenían. Consta de  planta baja,  primera planta y un pequeño tapanco, además de una zona de jardín.

Se quería conseguir que la casa fuera funcional. Es por eso que  la remodelación se centró en crear espacios diáfanos y luminosos con abundancia de luz natural. Se debía aprovechar al máximo cada espacio, instalando mobiliario creado a medida y mucha madera por toda la vivienda.

Planta baja

Los resultados fueron asombrosos. En la planta baja, en la que se disponen los espacios comunes, se generó un único y gran espacio que articula la vida familiar. Se crearon distintos ambientes que hacen las veces de hall, salones y comedor. Todos  rodean la pieza clave situada en el centro. Esta pieza central es una gran mueble de madera. En su interior encontramos un mueble para el recibidor,  una alacena para el comedor y una bodega.

Planta alta

En la planta primera de la casa se hicieron las cuatro recámaras  cada una con sus baños. El objetivo de la reforma era crear espacios amplios y luminosos que tuvieran mucho espacio para guardar, una necesidad básica en cualquier hogar.

Tapanco

Conservando las características de una casa funcional se aprovechó el tapanco. Este espacio que está separado del resto de la casa mediante un sistema de persianas que permite variar la privacidad del despacho dependiendo de las necesidades de cada momento y que permite la iluminación natural de las escaleras y de hall de la planta baja.

La reforma fue un éxito, la decoración en blanco y madera, añadió el estilo que buscaban los propietarios. Por supuesto el toque de la madera fue posible gracias a los pisos cerámicos de la línea Portobello, los cuales están disponibles en nuestro catálogo. La casa quedó preciosa y muy funcional pues era la necesidad de los dueños. Una pareja joven con niños pequeños para quienes la funcionalidad significa tranquilidad y comodidad.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *